100 mil pesos pagarían por la vida de Omar García

En el atentado contra Omar García Harfuch, Secretario de Seguridad Pública, en la ciudad de México, los sicarios revelaron que cobrarían 100 mil pesos por matar al jefe de policía.

CIUDAD DE MÉXICO. [sábado 27 de junio de 2020/agencias].- Nada de lo que ocurrió este viernes en la Ciudad de México es fortuito. El atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la capital del país, Omar García Harfuch, fue obra del narco.

El jefe de policía sobrevivió a un atentado cometido a las 06:35 horas del viernes 26 de junio. El vehículo en el que viajaba fue emboscado en Lomas de Chapultepec, una de las zonas más exclusivas de la capital del país.

Según han informado las autoridades los criminales atravesaron una camioneta para interceptar el paso al funcionario, que recibió tres impactos de bala en la rodilla, el hombro y la clavícula.

García Harfuch fue reportado fuera de peligro tras la agresión cometida por 28 sicarios y que dejó 19 detenidos, entre ellos el supuesto autor intelectual, José Armando “N” alias “El Vaca”.

Este hombre es responsable, según los informes de inteligencia, de enrolar pistoleros al Cártel Jalisco Nueva Generación y entrenarlos para ejecuciones.

«El Vaca» responsable de reclutar a las células de sicarios para atentar contra la vida de Omar García, titular de la SSP de la Ciudad de México.

La Fiscalía de la Ciudad de México señaló que “El Vaca” habría reclutado a los sicarios que atacaron al jefe policiaco, bajo la promesa de pagarles 100,000 pesos.

El cometido de los criminales debía ser tener cubierta toda la ruta desde el Poniente hasta el Centro de la ciudad, por la que pasaría la camioneta del mando y su convoy de resguardo.

El atentado se organizó mediante cuatro células con siete sicarios cada una. En la escena del ataque fueron detenidas 12 personas, originarias de la Ciudad de México, Guadalajara, Guerrero, Nayarit, Chihuahua, Michoacán y Colombia. Horas más tarde, otros cuatro sospechosos fueron arrestados en una carretera federal del Estado de México.

Finalmente, la noche del viernes fue capturado José Armado “N”, “El Vaca” junto a otras dos personas, por lo que suman 19 supuestos sicarios detenidos el mismo día del atentado.

Los delincuentes fueron contratados hace tres semanas, y se refugiaban en una bodega localizada en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Las autoridades han declarado que ésta agresión se trata de un desafío al Estado. Semanas antes de los hechos, durante una reunión del gabinete de Seguridad Nacional, sus integrantes escucharon la grabación de una llamada telefónica entre presuntos sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación.

En el audio —interceptado por el Centro Nacional de Inteligencia y verificado por la DEA— los supuestos criminales hablaban (sin mencionar nombres) de un “ataque de alto nivel”. Entonces, el periodista Raúl Rodríguez Cortés, citó en su columna de El Universal, que el gabinete de seguridad definió cuatro posibles blancos del crimen.

Como primera posible víctima apareció, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien firmó la extradición a EEUU de Rubén Oseguera González, “El Menchito, hijo del líder del CJNG; el director de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, que ha emprendido una serie de acciones contra las finanzas del cártel; el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, que encabeza la estrategia antinarcóticos del gobierno, y finalmente Omar García Harfuch, quien desde su cargo como secretario de Seguridad de la Ciudad de México ha asestado duros 517golpes a la estructura del CJNG que se encuentra en la capital mexicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *