Antorcha Campesina pide Justicia para líderes caídos

¡Exigimos castigo para los asesinos de antorchistas en Ahuatempan!

A Miguel Barbosa Huerta

Gobernador de Puebla

A Gilberto Higuera Bernal,

Fiscal General de Puebla

A David Méndez Márquez,

Secretario de Gobernación.

El sábado 23 de mayo, dos ciudadanos de Santa Inés Ahuatempan, Puebla, fueron asesinados por un comando armado a plena luz del día. Don Artemio, un señor de edad avanzada, y el joven Manuel, eran ciudadanos buenos, que cumplían con la ley, pacíficos, respetados por su comunidad y eran militantes del Movimiento Antorchista Nacional. Ni económicamente, ni por problemas personales, hubo razón que justifique el crimen. Pero fueron asesinados con una saña brutal.

Entre abril y mayo, en Ahuatempan se cometieron infames asesinatos perpetrados contra tres antorchistas: José Manuel Vidal Mozo, Artemio Vidal Hernández y Manuel Vidal Bonifacio. Los tres fueron hombres de bien, que vivían de su trabajo y cuya militancia en el Movimiento Antorchista era conocida por toda la población.

El 16 de abril, alrededor de las 3:00 am fue atacado un grupo de policías municipales que realizaba labores de vigilancia nocturna en el trayecto de la comunidad de La Concepción a la cabecera municipal, donde un grupo de delincuentes con armas de alto poder los agredieron, resultando heridos cuatro efectivos municipales y muerto José Manuel Vidal Mozo.

El 23 de mayo, a eso de las 9:30 am, dos encapuchados armados con escopetas asesinaron a sangre fría a don Artemio Vidal Hernández y a su hijo, Manuel Vidal Bonifacio.

El primero recibió un disparo en la cabeza y el segundo en el corazón. Ambos fueron asesinados frente a la esposa e hijos de Manuel. Los hechos ocurrieron en el paraje conocido como Jagüey Negro de la comunidad de San Juan Nepomuceno, Ahuatempan, cuando se encontraban dando agua a su ganado.

El asesinato del policía fue denunciado ante la Fiscalía General del Estado, pero hasta el momento desconocemos los resultados de las investigaciones. El segundo hecho también fue denunciado el mismo día de los trágicos acontecimientos.

En Santa Inés Ahuatempan, desde hace algunos años se han cometido crímenes de todo tipo contra la población, algunos de ellos muy crueles que han enlutado a varias familias.

Dada la ola de violencia desatada contra los antorchistas de Ahuatempan, exigimos a la Presidencia de la República y al Gobierno de Puebla que investiguen, den con los responsables de los delitos y los castigados conforme a derecho, pues la impunidad propicia más asesinatos.

Estas agresiones tienen una connotación política, pues se trata de intimidar a la mayoría de la población que forma parte de la organización antorchista, crear inestabilidad y generar un ambiente de ingobernabilidad en Ahuatempan para servir a intereses de oscuros grupos políticos que ambicionan controlar el poder municipal.

Que estos grupos de asesinos gozan de impunidad y seguramente de protección de grupos de poder ubicados en las altas esferas, lo revela la forma en que se han cometido los crímenes: el primero a la sombra de la oscuridad para asegurar el anonimato, con armas de alto poder de uso exclusivo del ejército, y el segundo a plena luz del día, en despoblado, encapuchados y con la seguridad de que no se aplicará la justicia en su contra.

Por eso, a la FGE y al gobierno estatal les exigimos pronta y expedita justicia, porque la falta de castigo incita a nuevos y más graves delitos. Exigimos que estos últimos crímenes no queden impunes y se castigue a los asesinos de Don Artemio, Manuel y de José; no vamos a descansar hasta encontrar justicia real y efectiva.

Además, también exigimos que se envíe, de manera permanente, un destacamento del Ejército para vigilar al municipio. De no actuar, la FGE y el gobierno estatal serán responsables de que la impunidad aliente nuevos hechos criminales.

Atentamente

El H. Ayuntamiento de Santa Inés Ahuatempan

Movimiento Antorchista de Puebla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *