Todo listo para el Aniversario de Antorcha Campesina

Con gran orgullo, el Movimiento Antorchista Nacional Festeja 45 años de Lucha y Trabajo.

 

 

Adriana Argudín Palavicini,

Integrante de la Dirección Nacional del Movimiento Antorchista

 

En estos tiempos resulta muy difícil encontrar en el panorama nacional alguna organización social que se pueda preciar de haberse mantenido unida y creciendo a lo largo de 45 años ininterrumpidos en torno a un programa de lucha y de trabajo claramente trazado desde su nacimiento. A lo largo de ese tiempo, organizaciones sociales y partidos políticos han nacido y muerto sin pena ni gloria y las que han logrado sobrevivir han dado no pocas veces penosos espectáculos de divisiones internas que los han exhibido como gente a la que solo le interesa el poder y las prebendas que de él se derivan, entre los cuales se encuentran también los líderes de la autodenominada izquierda que, además de lo anterior, han echado al bote de la basura los principios ideológicos que en su momento dijeron defender y se han aliado con quienes otrora consideraban su enemigo -la derecha- o de plano han cambiado de bando. Antes que las necesidades e intereses de sus bases, han prevalecido y prevalecen sus intereses particulares.

 

Como era de esperarse, esta situación ha impactado en la ciudadanía (en la reciente elección federal, el abstencionismo alcanzó el 37.56%), que desgraciadamente está poco politizada y, por lo mismo, desde que el PRI dejó de llevarse “carro completo”, en cada proceso electoral hemos visto migrar el voto ciudadano de uno a otro partido político, que en nuestro caso se reduce a cuatro, sin que por ello se hayan resuelto los problemas más acuciantes que aquejan a la población, simple y sencillamente, porque ninguno se ha propuesto en serio implementar las medidas económicas necesarias para lograrlo. Podrán cambiarse el nombre y los colores, pero si persisten en aplicar la misma política económica, continuarán dándose de golpes con la realidad, que no se engaña con la pura forma, sino que requiere que la esencia del fenómeno cambie para que se pueda dar un verdadero salto de calidad.

 

A diferencia de ellos, el Movimiento Antorchista, no solo ha logrado mantenerse férreamente unido y creciendo año tras año, precisamente, porque desde su nacimiento no ha roto jamás con los principios que le dieron vida y, por lo mismo, jamás ha traicionado a su militancia que, encabezada y dirigida por sus líderes, ha logrado hacer más llevadera su vida y las de sus familias. Existe constancia de miles de testimonios escritos y verbales sobre lo logrado hasta ahora, pero si ello no bastara para demostrar los éxitos obtenidos, ahí están las obras y los servicios que los antorchistas han gestionado y ganado, que se pueden ver, tocar y disfrutar, incluso, por quienes no militan en sus filas; la inmensa mayoría de ellas no fueron fáciles de lograr, requirieron días, meses y hasta años de lucha tenaz de campesinos, colonos, amas de casa, maestros y estudiantes para verlas finalmente materializadas. Nada, absolutamente nada, se les ha dado gratis y, mucho menos, como manejan sus detractores, por la vía de haber sido “intermediarios” de los programas llamados de Transferencia Monetaria Directa, simplemente, porque, como todo mundo lo sabe -hasta quienes los acusan de ello- dichos programas siempre los manejaron y aplicaron directamente las secretarías correspondientes y nadie más.

 

Además de obras y servicios, el MAN ha llevado la cultura y el deporte hasta los rincones más lejanos de nuestra geografía nacional. Desde hace varios años viene realizando la Espartaqueada cultural y la Espartaqueada deportiva, que se han vuelto tan importantes que ha sido necesario realizar eliminatorias estatales para poder dar cupo a miles de participantes. En las diversas disciplinas culturales participan desde los niños hasta los adultos, que son estudiantes, campesinos, colonos y amas de casa; en las deportivas, niños y jóvenes. Además, año con año se lleva a cabo el Encuentro Nacional de Teatro, el Concurso Nacional de Pintura y el Encuentro Nacional de Ajedrez. Miles de jóvenes han encontrado en ellos su verdadera vocación en la vida y se han integrado a los grupos y equipos nacionales y estatales, destacándose año con año verdaderos artistas y deportistas que, de no haberse encontrado con Antorcha, seguramente hubieran seguido el camino que, según la ideología predominante, lleva a la verdadera felicidad, el camino de las drogas, del alcohol, del sexo prematuro, entre otros. Este enorme trabajo en el terreno cultural y deportivo, que el gobierno de López Obrador prácticamente ha reducido a cero, es también parte muy importante del trabajo educativo y organizativo de los antorchistas, mucho más encomiable aún si tomamos en cuenta que todo ello lo realiza sin ningún tipo de subsidio oficial, todo el gasto que esta tarea titánica implica, lo subsidian los propios participantes. Tal vez poco lo crean, pero la verdad es esa y solo esa.

 

Pero eso no es todo. El MAN tiene, además, una propuesta económica, misma que ha dado a conocer públicamente y que consiste básicamente en cuatro ejes principales: 1) crear empleo digno para todos, 2) elevar los salarios, 3) instrumentar una política fiscal progresiva, es decir, que paguen más impuestos quienes ganan más, y 4) reorientar el gasto público en beneficio del pueblo; todo ello es posible, como lo ha afirmado, dentro del sistema de producción en que vivimos. Si no en todas sus partes, cuando menos en alguna de ellas se han manifestado en el mismo sentido algunos personajes de la política y de la economía, lo cual no es sorprendente pues se trata de una propuesta derivada del análisis de la situación económica y social de nuestro país, y no de una mera ocurrencia para allegarse adeptos.

 

Por ello, es un verdadero orgullo para el antorchismo nacional festejar juntos, unidos, 45 años de existencia. El segundo evento multitudinario (el primero se realizó el pasado día 11 en la ciudad de San Luis Potosí) tendrá lugar el próximo domingo 25 en la ciudad de Morelia, en punto de las 7 de la mañana en el estadio Venustiano Carranza. Estoy segura de que, como en todos los actos del Movimiento Antorchista Nacional, los antorchistas del occidente del país llegarán puntuales a la cita, por voluntad propia y manifestando de diversas maneras su alegría. Los antorchistas de Colima, Guanajuato, Jalisco, Nayarit y Michoacán están ya listos para celebrar y, por supuesto, esperan a sus compañeros del resto del país con los brazos abiertos. ¡Ahí nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *