La 4T no tiene programa contra la pobreza: Antorcha Campesina

En el marco del 45 Aniversario del Movimiento Antorchista Nacional, propondremos una vez más las medidas para abatir la pobreza.

 

Por: Eduardo Campos

dirigente del Movimiento Antorchista en Jalisco

 

 

Con la convicción inquebrantable de que un mundo mejor es posible, los que orgullosamente conformamos el Antorchismo nacional, durante los 45 años de nuestra existencia como Organización Social, nos hemos abocado a dar cumplimiento a la honrosa tarea que nos echamos a cuestas la de organizar y educar al pueblo pobre de México para la lucha de sus intereses inmediatos y de largo plazo, es decir, por la justa distribución del ingreso nacional.

Como está enterado buena parte del pueblo de México en este 2019 celebraremos el 45 Aniversario del Movimiento Antorchista Nacional con magnos eventos en diferentes sedes, en los que propondremos una vez más las medidas para abatir la pobreza que azota a la inmensa mayoría del pueblo mexicano.

Consecuentes con lo anterior, a través de los recursos legales a nuestro alcance como el derecho de organización, petición y de manifestación pública, hemos conquistado  miles de demandas, quizá ya rebasen el millón de obras y servicios conquistados, en los que el Movimiento Antorchista nunca, jamás, en ninguna parte ni durante ningún período ha sido intermediario pues, los recursos que fueron aprobados han sido ejercidos por las mismas instancias de gobierno ya que, lo único que nos ha interesado y nos interesa es que sean resueltas y atendidas las carencias de nuestros agremiados que reclaman agua potable, drenaje sanitario, vías de comunicación, electrificaciones, centros de salud, escuelas, espacios deportivos, entre otras a los que todo mexicano y ser humano tiene derecho a acceder y disfrutar.

No obstante los éxitos de los que nos enorgullecemos y tenemos derecho a enorgullecernos porque hemos logrado con mucha diferencia lo que ninguna organización social ha logrado nunca, la pobreza que sufre el pueblo mexicano sigue incrementando a pesar de los programas de Transferencia Monetaria Directa que ya cumplen 30 años, el número de personas con ingresos inferiores a la línea de pobreza por ingreso que no logran satisfacer sus necesidades básicas incluida la canasta básica, según las propias estadísticas oficiales aumentó a más de 60 millones.  Y, como ha quedado demostrado, no fue porque los “intermediarios” se hubieran quedado con parte de los apoyos, sino porque los apoyos monetarios no sirven para acabar con la pobreza como está tratando de hacernos creer el presidente de la 4ªT Andrés Manuel López Obrador. No sirvieron antes, no servirán ahora, aunque AMLO esté pregonando que ahora no tendrán intermediarios.

No hay una campaña efectiva contra la pobreza, solo existe la promesa de combatir la corrupción,  por lo que las clases populares no tienen nada bueno que esperar del gobierno de la 4ªT.  La economía no crece, el 0.1 por ciento que se haría polvo en cualquier momento y México entrará en una franca recesión. Es cierto que crecer no es lo mismo que desarrollarse, que el país, ha venido creciendo poco en años anteriores y que la pobreza sigue sentando sus reales en nuestra patria, pero también es cierto que si no hay riqueza no hay nada que repartir, por tanto, más allá de las frases, sí es una desgracia que la economía mexicana esté estancada.

La autodenominada 4ªT no tiene programa contra la pobreza. Cuando mucho lo tiene en contra de uno de los engendros de la pobreza: la corrupción, pero lo que no se dice es que la corrupción es hija de la pobreza, es estructural como lo han dejado en claro algunos analistas serios armados con una visión científica de la sociedad. No se ve pues cómo el gobierno morenista va a acabar la corrupción dejando intacta la pobreza.

En diversos medios de comunicación se ha dado a conocer que seis de cada diez jaliscienses que nacen en situación de pobreza, no logran salir de esta condición.

Asimismo, varios intelectuales como los del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) señalan que se necesita adoptar en el país políticas públicas eficientes para combatir la desigualdad, está la necesidad de un Sistema de Salud Universal, un mercado laboral más flexible, mejores condiciones de crédito y mayor atención al sector educativo, de manera que se reduzca la deserción escolar. La pobreza incrementa por todos los rincones de México.

No cabe duda ha llegado la hora de Antorcha, la realidad está tocando a las puertas de los antorchistas pues, es la única Organización Social que no sólo se preocupa por transformaciones materiales, sino, sobre todo de cambiar la mentalidad del pueblo trabajador, que no siga creyendo que la solución de los problemas que lo afectan depende de que vote por un presidente ya que, los trabajadores agrícolas e industriales lo que necesitan es organizarse, educarse y luchar. Gracias esta labor titánica hoy en día ya somos alrededor de 3 millones de mexicanos organizados en las filas del Movimiento Antorchista quienes, nos hemos propuesto construir una patria más justa y equitativa para todos los mexicanos.

Ante el difícil panorama social y político por la que atraviesa nuestro país, es necesario que los Antorchistas de toda la República Mexicana participemos, sin falta, en los eventos de nuestro 45 Aniversario en nuestras respectivas sedes, para el caso del antorchismo jalisciense nos corresponde acudir al segundo evento que tendrá lugar el próximo 25 de agosto en la ciudad de Morelia,  y entre todos propongamos una vez más ante el pueblo trabajador las medidas que consideramos eficaces para abatir a fondo la desigualdad e injusticia social que azotan al pueblo pobre de México.

Los cuatro ejes fundamentales de acción que consisten en: una reforma fiscal progresiva para que pague más impuestos el que gana más, la generación de empleos para todos los que puedan y quieran trabajar, la mejora sustancial de los salarios y finalmente una reorientación del gasto público hacia los sectores marginados y olvidados. Medidas muy fáciles de entender, pero se necesita el respaldo consciente de los que crean con sus manos la riqueza de este país para poder implementarlas.

Compañeros Antorchistas de Jalisco, no olvidemos el llamado. Es necesario, es indispensable que el pueblo pobre, el que trabaja todos los días para construir esta patria nuestra, haga escuchar su voz de protesta unido y organizado. Precisamente por ello, tenemos una cita con nuestro querido Secretario General, el Maestro Aquiles Córdova Morán, el próximo 25 de agosto a las siete de la mañana en el Estadio Venustiano Carranza de la ciudad de Morelia. La estentórea voz de los pobres del Occidente de México debe escucharse. Como la de un solo hombre y un solo ideal. Ahí nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *