Un Medio Ambiente Sano, Igual a Mexicanos Sanos: Diputada Almeida

*** La legisladora propuso establecer previsiones presupuestales para invertir en medio ambiente, lo que se reflejará en ahorros en Salud

 

*** La contaminación es un problema ambiental y de salud grave: cada día mueren decenas de mexicanas y mexicanos por su causa

 

Para prevenir y evitar la muerte de decenas de mexicanos al día por enfermedades causadas por contaminación ambiental, principalmente en ciudades como las de México, Monterrey y Guadalajara, la diputada Mónica Almeida propuso a los Poderes Legislativo y Ejecutivo diseñar y ejecutar políticas, programas y presupuestos destinados al cuidado y regeneración de recursos naturales, como el aire y el agua.

Con base en cifras de la Organización Mundial de la Salud, alertó sobre el hecho de que los altos niveles de contaminación ocasionan la muerte de al menos 57 mexicanos al día.

Refirió además que un estudio del “Clean Air Institute” arrojó que las ciudades de Monterrey, Ciudad de México y Guadalajara son las de más alta contaminación de toda América Latina.

Además de la lamentable pérdida de vidas humanas cada día, la contaminación del aire, por ejemplo, daña la salud de la población, genera altos costos en el sistema de salud y reduce la productividad de los trabajadores, lo que a su vez limita la competitividad de las ciudades y afecta la calidad de vida de todas y todos, generándose así un interminable círculo vicioso.

Ante esto, Almeida López reiteró su exhorto para que presupuestalmente “el Gobierno promueva acciones que de manera progresiva generen una mejor calidad de vida”.

Por ejemplo, debe considerarse a los árboles como parte de la infraestructura de salud pública, ya que proporcionan servicios ambientales, amortiguan los cambios de temperatura y retienen partículas sólidas contaminantes emitidas por los vehículos.

En ese sentido consideró que el paradigma de la salud pública debe ser integral y, sobre todo, preventivo, de modo que el arbolado suficiente sea parte del equipamiento urbano, tanto de las urbes ya establecidas como de las que están en desarrollo o por ejecutarse.

Esto –dijo- tiene además sentido desde un punto de vista económico, toda vez que el beneficio que proporcionan los árboles alcanza los 120 millones de dólares al año en ciudades como Nueva York, donde lleva aparejada la protección del suministro de agua y la prevención de inundaciones.

Con base en lo anterior, propuso que las Secretarías de Medio Ambiente y de Desarrollo Territorial prevean la disponibilidad para el financiamiento de árboles y parques; ejecuten acciones con los tres niveles de gobierno; incentiven la siembra privada de árboles; promuevan intercambios y apoyos económicos; faciliten la colaboración de organismos de salud pública y agencias ambientales, y enfaticen la educación sobre los beneficios de los árboles para la salud y la economía, con objeto de mejorar su preservación e impulsar su desarrollo.

“Los paisajes urbanos más exitosos son aquéllos que tienen en cuenta los árboles y los espacios verdes desde un principio. Hoy en día, a nivel global, gestionar las áreas urbanas se ha convertido en uno de los desafíos más importantes del siglo XXI, pero los árboles y los bosques urbanos pueden hacer que nuestras ciudades sean espacios más verdes, más saludables y mejores para vivir. Por tanto, invertir bien es ahorrar y es mejorar la vida de los mexicanos. La clave está en anticiparse en la planificación”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *